El servicio social es una actividad académica, temporal, de carácter obligatorio, que todos los estudiantes de educación superior deben ejercer para la conclusión de sus estudios profesionales.

Es la actividad formativa  en la que se han de aplicar los conocimientos que se obtienen durante su carrera y que implican el ejercicio del perfil profesional para ampliar o reafirmar los conocimientos adquiridos, en beneficio de la sociedad y del Estado.